Según diversos estudios* los bebés porteados son bebés más seguros, regulan mejor la temperatura, lloran menos, tienen menos cólicos, aprenden más y duermen mejor (por no mencionar todos los beneficios).

Las famílias que portean prevén antes las necesidades del bebé (hambre, sueño, etc.),  disfrutan de más ratitos con las manos libres, fortalecen y tonifican su musculatura, tienen contacto permanente con su hijos y pueden acceder más fácilmente a todas partes: aglomeraciones de gente, escaleras, transporte público, montaña, playa, viajes, entre muchos otros.

¿De qué maravilla os estoy hablando?

Del porteo ergonómico.

¿y qué es eso? os preguntaréis algunos/as…

El porteo es la acción de llevar a nuestros bebés en brazos. Así de simple.

La necesidad de contacto entre mamíferos es un hecho más que estudiado, y en los humanos, como mamíferos que somos no es menor. El bebé necesita una adaptación tranquila y segura al medio antes de empezar su propio desplazamiento, es por ese motivo que intentar mantener las condiciones intraútero es más que muy buena idea: alimentación a demanda, contacto permanente, amor, movimiento y sueño son sus necesidades esenciales. Pero en el siglo XXI lograr reproducir una vida extrauterina en estas condiciones parece una utopía si nos ponemos a pensar en el ritmo de vida que llevamos y en cómo nos preparamos para  la crianza.

Durante el embarazo podemos prepararnos tanto como podamos y queramos pero el nacimiento del bebé siempre es abrumador, pues parece que no sabemos simplemente estar, sino que sentimos la necesidad constante de no dejar de hacer cosas, y eso con un bebé en brazos puede resultar muy estresante. La sensación de no poder hacer nada en todo el día, nos agobia y nos deprime y ahí es exactamente donde los portabebés nos ayudan tanto.

Si fuéramos monitos, nuestras crías sencillamente se cogerían de nuestro pelaje o si fuéramos canguros viajarían en nuestra bolsita, pero como humanos hemos perdido todos esos recursos y ya desde la antigüedad las madres empezaron a fabricar sus propias bolsas.

Por suerte, hoy, sobretodo en occidente, la cosa ha mejorado sustancialmente y el porteo ergonómico ha llegado a nuestras manos con muchísima variedad.

Pero como todo en esta vida, hay que aprender a hacerlo de manera correcta para que el uso de los portabebés sea cómodo, práctico y sobretodo seguro, y eso es exactamente lo que os voy a contar hoy:

 

Existen dos grandes grupos de portabebés en el mercado:

  • Los portabebés ergonómicos y los no ergonómicos, diferenciarlos es fácil:
  • Los Portabebés ergonómicos: Son portabebés que se adaptan a la fisiología del bebé y del porteador.
  • Los no ergonómicos: Son los bebés y los porteadores los que se adaptan al portabebés, lo que puede provocar incomodidad, poca adaptabilidad, y falta de seguridad.

¿Cómo podremos, entonces,  distinguir cuál es un portabebé ergonómico de uno que no lo es?

 Portabebé Ergonómico:

  • Permite la posición natural del bebé: Espalda en forma de “C” y Posición de las piernas en forma de “M”.
  • No permiten la posición del bebé mirando hacia fuera, ya que es muy poco recomendable a nivel fisiológico para el niño / a y tiende a la sobreestimulación.
  • Sus piernas no cuelgan y la espalda siempre está sujeta de forma correcta.
  • Además reparten el peso del bebé de manera homogénea, lo que permite que el porteador siempre vaya cómodo y no sufra de tensión ni dolores musculares.

 Screen Shot 2017-07-27 at 15.51.49                       Porteo-CrisMoe-9mesesdevuelta  

 

Portabebés no ergonómicos:

  • Hacen que las piernas del bebé cuelguen al no estar sujetos de rodilla a rodilla, lo que propicia que el peso no esté bien repartido y recaiga sobre todo en caderas y genitales.
  • La mayoría tienen la “espalda” rígida, lo que provoca que el bebé que aún no se aguanta por sí solo, haga una mala posición de la columna.
  • Muchos de ellos no dejan el cuello libre, lo que significa que el bebé no tiene libertad de movimientos, lo que relantirà el desarrollo de su musculatura y además provocará estrés.
  • Permiten, entre otras cosas que el bebé vaya “mirando” hacia fuera, lo cual provoca una sobreestimulación y exposición obligatoria pues no tienen la opción de girarse para evitar los estímulos visuales y una muy mala posición de la espalda.
  • Las tiras de las mochilas no ergonómicas, además, recaen en la zona cervical del porteador de manera demasiado agresiva lo que supone una carga muscular totalmente innecesaria.
  • Los materiales suelen ser sintéticos.
  • Las bandoleras no ergonómicas no son ajustables y pueden provocar asfixias si se colocan en posición “cuna” de manera poco controlada.

 

Como véis hay mucha diferencia entre unos y otros y cómo no, también hay mucho marketing alrededor del tema por eso os voy a contar 5 trucos rápidos para saber si el portabebés que os están vendiendo es o no ergonómico:

  1. Cualquier portabebés que tenga placas rígidas o espumas en la zona de la espalda del bebé NO es ergonómico.
  2. Cualquier portabebés que permita llevar a tu bebé mirando hacia al frente NO es ergonómico.
  3. Cualquier portabebés que no permita regulación NO es ergonómico.
  4. Cualquier portabebés apto para bebés 0-6 meses que no recoja al bebé de rodilla a rodilla y hasta debajo de sus orejas NO es ergonómico.
  5. Y por último, cualquier portabebés ergonómico mal colocado o no adecuado a la talla/edad del bebé, pierde ergonomía con lo cual tampoco sería ergonómico.

´Cris Moe-9mdv-porteo

A nivel seguridad es muy importante que:

  • Acudamos siempre que podamos a asesoramiento presencial antes de usar un portabebés, los tutoriales en video sólo sirven para practicar, no para aprender.
  • Usemos un portabebés adecuado a la talla y edad del bebé.
  • No tapemos NUNCA la cara del bebé. Tampoco en el cochecito.
  • Las vías respiratorias siempre deben estar libres manteniendo el mentón del bebé apartado de su pecho.
  • No sobreabriguemos a los bebés, hay que tener en cuenta la temperatura corporal y que el propio portabebés ya es una capa gruesa.
  • Escoger un portabebés acorde al clima.
  • La altura del bebé se medirá siempre intentando que su oreja esté a la altura de nuestro corazón o lo que es lo mismo, que le podamos dar un beso a la cabeza sin esfuerzo.

c-Cris-Moe-9-meses-de-vuelta

Cris Moe, community manager y blogger

Aúpali Portabebes

http://www.aupaliportabebes.com/

https://www.facebook.com/aupalibarcelona

https://www.instagram.com/aupali_barcelona/

Tienda física: C. de la Tradició 5  08017 Barcelona

 

*Estudios relacionados y bibliografia:

  • Anisfeld E, Casper V, Nozyce M, Cunningham N. Does infant carrying promote attachment? An experimental study of the effects of increased physical contact on the development of attachment. Child Dev. 1990; 61(5): 1617–27.
  • Pisacane A, Continisio P, Filosa C, Tagliamonte V, Continisio. Use of baby carriers to increase breastfeeding duration among term infants: the effects of an educational intervention in Italy. Acta Paediatr. 2012; 101(10): 434-38
  • Mawji A, Vollman AR, Fung T. Risk factors for positional plagiocephaly and appropriate time frames for prevention messaging. Paediatr Child Health. 2014; 19(8): 423-7.
  • Testing a Family Intervention Hypothesis: The Contribution of Mother-Infant Skin-to-Skin contact (kangaroo care) to Family Interaction, Proximity, and Touch. J Fam Psychol. 2003; 17(1): 94-107.