Cuando estás conectada con tu bebé sientes que sí que vino con el manual de instrucciones; todo fluye, lo conoces, lo comprendes, sabes qué necesita en cada momento, te sientes segura a pesar de los mensajes negativos que puedas recibir de otros.

Interferencias: son situaciones que pueden haber dañado la conexión, como un gran estrés en el embarazo, parto traumático, separación al nacer por breve que fuera, separación por ingreso después, desarmonía en el hogar…

Por suerte, se puede restablecer la conexión. Simplemente teniendo en cuenta la naturaleza de los bebés: son muy físicos y emocionales. Necesitan contacto físico las 24 horas y sentirse bien recibidos. Muchas madres recuperan la conexión a través de la lactancia materna.

 

Lo que tú puedes hacer:

Tocarle. Desde el primer día le puedes tocar todo su cuerpo, de la cabeza a los pies. Puedes masajear suavemente cualquier parte, mientras haces porteo los bracitos y piernas, los pies son muy receptivos. Cuando esté en alerta tranquila masajea el resto de su cuerpo. Cuando tenga unas semanas puedes ir a clases de masaje infantil o de reflexología infantil.

 

Hablarle con un tono de voz suave y amoroso. Puedes explicarle todo, cómo te sientes, todo lo que ha ocurrido, tus miedos e inquietudes, como si fuera tu mejor amiga. Tu bebé se sentirá incluído en tu círculo, ya que sabe que le hablas a él. Comprenderá tu tono de voz, no tus palabras, y estará siempre más relajado en tu presencia.

 

¿Qué ganas tú? Los bebés que reciben contacto físico contínuo y atención están más tranquilos, inician el llanto pero se calman en pocos segundos, no suelen tener “cólicos”, las madres se sienten más relajadas porque saben cómo está su bebé en todo momento: descansas mejor, te sientes más plena y feliz y con menos ansiedad.

Disfruta de tu maternidad tanto como te sea posible, conectando con tu bebé.

 

Lecturas recomendadas:

“El Poder de las Caricias” de Adolfo Gómez Papí, Pediatra Neonatólogo.

“Bésame Mucho” de Carlos González, Pediatra y Escritor.

“El Concepto del Continuum” de Jean Liedoff, Antropóloga

“Nuestros Hijos y Nosotros” de Meredith F. Small, Antropóloga

 

Asociación de Masaje Infantil 

Asociación de Reflexología Infantil

c-Mireia-Marcos

Mireia Marcos

Madre, Comadrona, Asesora de Lactancia