Paula Rodríguez, pediatra e IBCLC

  • Es pediatra (residencia de pediatría 2003-2007 en Hospital pediátrico Pedro de Elizalde, Buenos Aires, Argentina)

  • IBCLC acreditada en 2010 (L-23291)

  • Especialista en Lactancia Materna en MoltpekesHospital de Nens de Barcelonahospital CIMA y Centro Médico Congrés.

  • Consulta individual y domiciliaria de pediatría y lactancia.

  • Dirige un grupo de lactancia y realiza charlas y talleres pediátricos.

  • Puedes contactarla por email, en lactamos.com

Paula es de esas pediatras que hubieras querido tener cuando eras pequeña. Dulce, cercana y profesional.

Alba Padró

Co-fundadora de LactApp

Sobre Paula Rodriguez:

Soy Paula Rodriguez, me encantan los niños desde que tengo memoria, y soy actualmente pediatra, consultora de lactancia IBCLC y madre de cuatro niños: Julián, Inés, Pablo y Virginia.

¿Qué te motivó a dedicarte a tu trabajo?

Soñaba desde pequeña con trabajar con niños, la idea inicial era ser maestra pero luego la opción de la universidad me hizo plantear la posibilidad de ser pediatra, ¡y aquí estoy!

¿Qué has aprendido de atender a las mujeres? ¿Y de la maternidad?

He aprendido a respetar las opiniones, deseos y expectativas de los demás y ponerlos por encima de las mías cuando se trata de SU maternidad y SU crianza, y en esto mi propia maternidad y mi empoderamiento como mujer me han enseñado mucho.

Cuando una madre te viene a ver, ¿cuál es el principal mensaje que te gustaría que le llegara?

El principal mensaje es que se sienta convencida de que ella puede conseguir lo que se ha propuesto, y que aquello que siente que es lo mejor para ella y para su bebé, seguramente lo es.

¿Qué es lo primero que te gustaría mejorar respecto a tu profesión o tu entorno laboral?

Hay mucho por mejorar, mi propia conciliación como madre y trabajadora ha sido a fuerza de esfuerzo y resignación míos y de mi familia y esto necesariamente ha de cambiar en todos los ámbitos.

¿En qué ya hemos mejorado?

En relación a mi país de origen, 16 semanas ya son un privilegio aunque siga siendo insuficiente. Y en mi trabajo en particular, ya no me siento tan “bicho raro” cuando, en la medida de lo posible, incluyo a mis hijos (como sí ocurría hace unos años).

¿Cuál es tu propia experiencia con la maternidad?

Mi experiencia es maravillosa (con todas sus luces y sus sombras) y la maternidad en sí misma ha sido para mi el crecimiento más grande y movilizador como mujer.

¿Cómo fueron tus 9 meses de vuelta?

¡Fueron 4! (los últimos en presente), y cada uno ha sido diferente, pero quizás en todos un denominador común ha sido la soledad y la falta de empatía de gran parte del entorno, por eso creo importante fomentar “la tribu” e intentar no dejar solas con sus puerperios a las madres, ya que no siempre es fácil mientras lo vives salir a buscar compañía.

¿Qué información echaste en falta en tus 9 meses de vuelta o qué te gustaría haber sabido?

Me gustaría haber sabido lo importante que es compartir con otras mujeres tanto antes como después del parto, y también ¡lo lejos que está la teoría de la práctica!, con mi primer hijo especialmente ya que luego lo aprendes a fuerza de experiencia, pero así es más duro.

¿Qué aconsejarías a otras madres antes de dar a luz?

Informarse pero sin excesos para no abrumarse con la teoría que luego no siempre se aplica tan fácilmente a nuestra realidad, y sobre todo compartir momentos con otras embarazadas y madres recientes para comenzar a entender lo que luego es la vivencia real de la maternidad.  

¿Qué es lo que te gustaría transmitir al mundo?

Uy, ¡qué dificil! Me encantaría transmitir lo gratificante y saludable que es para la madre, para el niño y para la familia y la sociedad en general, elegir modelos de crianza más naturales, instintivos y respetuosos con nuestras necesidades (con todo lo que implica: embarazo, parto, lactancia, alimentación, educación…) y menos centrado en lo “socialmente correcto” o lo que parece estar bien hacer (que en nuestra sociedad por ahora se aleja bastante de lo ideal hablando en términos de bienestar madre-hijo).

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es poder continuar trabajando como pediatra y como IBCLC ayudando a otras mujeres a vivir más felizmente su maternidad, y disfrutar de mi familia que es lo más valioso que tengo, así que podría decir: ¡sueño cumplido!

Cuéntanos tu proyecto: en qué consiste, dónde podemos informarnos de lo que haces y cómo podemos contactar contigo

Mi proyecto actual se llama Moltpekes, es un sueño compartido con mi compañera de viaje Esther Guerrero, y consiste básicamente en una forma diferente de dar apoyo y contención a las familias recientes con la mirada puesta en lo normal.

¿Qué ofreces a las madres?

Ofrezco acompañamiento y ayuda cuando hay dudas o problemas desde el embarazo y durante toda la crianza, y que incluyen visitas en consulta y domiciliarias, talleres de lactancia, primeros auxilios, alimentación, etc.

¿Alguna experiencia que quieras compartir de una mujer que hayas atendido?

La experiencia más fuerte de este último tiempo ha sido el caso de una mamá con dolor durante la lactancia que no logramos resolver pese a buscar e intentar diferentes opciones desde lo más básico hasta posibilidades excepcionales, incluída una derivación a otro IBCLC que pudiera valorar su caso desde cero, y que así y todo mantuvo su lactancia y continuó asistiendo al grupo ya que sentía que aunque el dolor persistía, allí encontraba su refugio y su apoyo incondicional.

Dinos lo que te llena de energía, ¿cuál es tu “lugar seguro”?

Mi lugar seguro es mi familia y son ellos los que cargan mis pilas y me hacen sentir que puedo lograr cuanto me proponga.